FANDOM


La Batalla bajo el Ojo de Dioses fue una batalla que tuvo lugar a las proximidades del Ojo de Dioses en 43 AC.

Antecedentes

Maegor Targaryen, el hermano del rey Aenys I Targaryen, reclamó el Trono de Hierro en 42 AC tras la muerte de este último. El hijo de Aenys, el príncipe Aegon, afirmó su derecho al trono el año siguiente por ser el hijo mayor del anterior rey.

Aegon comandó 15.000 hombres procedentes de las Tierras del Oeste y las Tierras de los Ríos, contando ademas con el apoyo de Lord Corbray, Denys Nieve y el cuarto hijo del Señor de Nido del Grifo. Aunque estaba acompañado de experimentados comandantes y prometedores caballeros, ningun gran señor lo apoyaba. Según Tyanna de Pentos, Consejero de los Rumores, Bastión de Tormentas,Invernalia, Nido de Águilas y Roca Casterly habían estado en contacto con la reina viuda Alyssa Velaryon. Antes de darle sus apoyos, debían estar seguro de que prevalecería, por lo que Aegon debía de ganar alguna batalla.[1]

Desarrollo

La fuerzas de Aegon se encontraron al sur del Ojo de Dioses, sobre una colina, un muro de lanzas, tras el cual se encontraba Ser Davos Darklyn de la Guardia Real, quien comandaba 5000 hombres procedentes de Desembarco del Rey. Desde el sur se acercaban las huestes de los Lores Caswell, Merryweather y Rowan, y desde el norte Lord Tully y Lord Harroway. Todas las fuerzas eran menor que las suyas y Lord Corbray le aconsejó derrotarlos uno por uno, pero Aegon se negó a separar su ejercito.

El príncipe ordenó marchar contra Ser Davos, comandando desde Azogue y esperando poder pasar a través antes de verse rodeado. Sin embargo, en ese momento llegó Maegor sobre Balerion. Por primera vez desde la Maldición de Valyria, dos dragones se enfrentaron en el aire. Siendo solo una cuarta parte de su tamaño, Azogue se vio superado por Balerion, quien descendió sobre él arracándole un ala y rasgandole la garganta. Junto a él, cayó el príncipe Aegon.[2]

Consecuencias

De entre los rebeldes murieron 2000 hombres, entre ellos grandes señores, y del bando realista solo un centenar. La única perdida destacable fue la de Ser Davos Darklyn, quien había sido abatido por Lord Corbray con Dama Desesperada. Los juicios y ejecuciones se alargaron durante medio año. La reina viuda Visenya Targaryen persuadió a su hijo de perdonar a algunos señores rebeldes, pero aquellos que permanecieron vivos perdieron títulos y tierras y se vieron obligados a mandar rehenes a Desembarco del Rey.[3]

Referencias