FANDOM



La Batalla de las Campanas fue una batalla librada durante la Rebelión de Robert entre las fuerzas rebeldes y las fuerzas realistas en Septo de Piedra. Debe su nombre a que, al inicio de la batalla, el septo hizo sonar las campanas de la ciudad para advertir a los ciudadanos de la batalla y persuadirlos de quedarse dentro de sus hogares. La batalla fue una victoria para los rebeldes aunque el ejercito realista fue capaz retirarse sin demasiadas bajas y en orden.

Contexto

Luego de la derrota en la Batalla de Vado Ceniza, en el límite del Dominio y las Tierras de la Tormenta, Robert Baratheon se dirigió al norte. Probablemente estaba tratando de reunirse con sus aliados: las fuerzas de las Casas Stark, Tully y Arryn. No se sabe qué pasó entre Vado Ceniza y Septo de Piedra, pero durante el viaje Robert fue herido y decidió esconderse en Septo de Piedra de sus perseguidores justo antes que la batalla comenzara.

Desarrollo

Cuando Lord Jon Connington, Mano del Rey, ocupó la ciudad, ordenó a sus soldados que registraran casa por casa hasta encontrar a Robert Baratheon. No lo habían encontrado cuando llegó el ejército combinado de los Stark y los Tully a la ciudad. Los rebeldes atacaron al ejército realista de Connington, quienes respondieron peleando fieramente. Connington logró herir a Hoster Tully y asesinó al primo y heredero de Jon Arryn, Denys Arryn. En ese momento, Robert apareció (probablemente con sus seguidores) y lideró el ataque. Robert asesinó al amigo y antiguo escudero de Rhaegar, Myles Mooton. Aunque este acto pareció haber sido decisivo en la batalla, posteriormente Robert sostuvo que fue Eddard Stark el que ganó la batalla. Jon Connington se dio cuenta que la batalla estaba perdida y se retiró con los remanentes de su ejército.[1]

Situación tras la batalla

La retirada de las fuerzas realistas fue toda una hazaña, teniendo en cuenta la cruenta lucha y lo desperdigado del ejército, que buscaba casa por casa a Robert Baratheon, lo que hacía difícil mantener al ejército unido. Sin embargo, esto no impresionó al rey Aerys II Targaryen, quien hizo exiliar a Connington y le despojó de sus tierras y títulos por la derrota contra los rebeldes. Su derrota forzó al rey a darse cuenta que Robert no era sólo un forajido, sino que representaba la mayor amenaza que la Casa Targaryen había enfrentado desde Daemon Fuegoscuro.[2]

Luego de la batalla, el rey Aerys II envió a Ser Jonothor Darry y a Ser Barristan Selmy a Septo de Piedra a reunir lo que pudieran de los remanentes de las fuerzas realistas.

Eventos Recientes

Tormenta de Espadas

Cuando llegan a Septo de Piedra, Harwin le explica a Arya Stark acerca de la Batalla de las Campanas, y cómo según Robert I, la victoria había pertenecido al padre de Arya, Lord Eddard Stark.[3]


Danza de Dragones

Desde el exilio, Lord Jon Connington sigue recordando con pesar la batalla y su resultado. Lamenta no haber arrasado la ciudad, como cree que Lord Tywin Lannister seguramente habría hecho en su lugar, en lugar de ordenar la búsqueda de Robert Baratheon. Jon reconoce que el incendio de la ciudad habría puesto fin de inmediato a la rebelión, ya que habría significado la muerte de Robert antes de que Lord Stark, Lord Arryn y Lord Tully pudieran haber llegado. Jon también recuerda la razón por la que eligió buscar a Robert por la ciudad en lugar de quemarla: lo segundo hubiera supuesto matar a toda la población, y en lugar de ser visto como un vulgar asesino, prefirió cubrirse de gloria capturando a Robert.[4]

Referencias

v  d  e

Rebelión de Robert

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar