FANDOM



Sinopsis

Jon Nieve lee la carta para el rey Tommen Baratheon pidiendo ayuda al Trono de Hierro para enfrentar el regreso de los Otros y un posible nuevo ataque de los salvajes, una y otra vez y piensa que no puede firmarla, incluso quemarla, pero luego recapacita ya que los hombres eligieron para que fuera su lord comandante y El Muro le pertenece, así como la Guardia de la Noche que no toma partido.

Más adelante Jon habla en privado con Elí e investiga sobre la salud de los dos niños, el Príncipe salvaje y abominación. Elí responde que temía inicialmente que su leche no sería suficiente para alimentar a ambos bebés, pero agrega que estaba equivocada, ambos bebés están bien alimentados y crecen fuertes. Jon cambia de tema, anunciando que tiene algo duro para decirle sobre el Príncipe Salvaje. Esto asusta a Elí, quien teme que Melisandre queme al bebe y le pide a Jon que salve al príncipe, a lo cual le responde que sólo ella puede hacerlo y le explica cómo. Elí llora y le ofrece dejar el Castillo Negro, llevándose los dos niños con ella, decidida a no dejar a su propio hijo. Jon le señala que la única diferencia es que los hombres del Rey la perseguirán y la quemaran a ella junto al niño. Elí dice que la madre que abandona a su hijo, queda maldecida para siempre y le menciona sus esfuerzos para salvarlo del frío. Jon le recuerda a Elí de su responsabilidad con el príncipe, un muchacho que alimentó y acarició. Había salvado a un bebé del hielo y ahora tenía que salvar al otro del fuego. Jon le afirma que Monstruo no tiene sangre de rey y Melisandre no ganará nada reclamando su vida. Le dice que el rey Stannis Baratheon no quemaría a un inocente sin ganar nada con ello y costándole la lealtad de los salvajes. Entonces Jon le ofrece un futuro para su hijo, prometiéndole buscar una nodriza y criarlo en el castillo bajo su protección. Aprender a cazar y montar; a luchar con espada, hacha y arco, aprender a leer y escribir. Eli en lágrimas, se sigue negando y le dice que convertirá a su hijo en un "cuervo". Jon la amenaza diciéndole que si el príncipe muere, su hijo morirá el mismo día y el se encargará de ello. La amenaza tiene efecto y Eli le deja saber que no tiene más remedio que aceptar la decisión de Jon.

Jon convoca a Samwell Tarly para consultarle sobre la carta a Tommen, el cual le convence de firmarla. Samwell también le cuenta a Jon sus últimos descubrimientos sobre los Otros en los anales de la Guardia de la Noche y los posibles medios de luchar contra ellos. Las historias más antiguas se escribieron después de que los ándalos llegaran a Poniente. Los Primeros Hombres solo dejaron runas grabadas en piedra, de modo que todo lo que creen saber sobre la Edad de los Héroes, la Era del Amanecer y la Larga Noche procede de relatos que escribieron los septones miles de años después. La lista más antigua que ha encontrado pone que hubo seiscientos setenta y cuatro lord comandantes de la Guardia de la Noche y ahora Jon es el lord comandante número novecientos noventa y ocho. Sam encontró alusiones al vidriagón, ya que durante la Edad de los Héroes, los Hijos del Bosque entregaban a la Guardia de la Noche un centenar de puñales de obsidiana al año. La mayoría de los relatos dicen que los Otros llegan con el frío, o cuando llegan empieza el frío. A veces aparecen durante las ventiscas y se derriten cuando se despeja el cielo. Se esconden de la luz del sol y salen de noche, o cae la noche cuando ellos salen. Según otras narraciones cabalgan a lomos de animales muertos: osos, huargos, mamuts, caballos, no importa cual con tal de que la bestia no esté viva. Otros relatos hablan de arañas de hielo gigantes, pero no sabe a qué se refieren. A los hombres que mueren combatiendo a los Otros hay que quemarlos; de lo contrario se levantarán y serán sus esclavos. La armadura de los Otros es resistente a casi cualquier arma normal y llevan espadas tan frías que hacen trizas el acero. Pero el fuego los detiene y son vulnerables a la obsidiana. Sam encontró una reseña de tiempos de la Larga Noche que hablaba del último héroe que mataba Otros con una espada de acerodragón dando a entender que era infalible contra ellos. Jon le pregunta que es el acerodragón, si es acero valyrio y Sam le contesta que eso piensa él también. Jon dice con burla que si consigue convencer a los señores de los Siete Reinos de que les entreguen sus espadas valyrias, habrán salvado el mundo. Luego le pregunta a Sam si ha averiguado quiénes son los Otros, de dónde vienen, qué quieren, Sam le responde que aún no, pero puede que no haya leído los libros relevantes; quedan cientos que todavía no ha mirado siquiera. Le pide más tiempo y lo averiguara.

Jon le dice a Sam que no queda más tiempo y debe recoger sus cosa para irse con el maestre Aemon, Elí y su hijo a Antigua para llegar a ser un maestre. Sam se niega en principio argumentando que Aemon está muy delicado, y un viaje por mar podría matarlo, y Jon lo convence diciéndole que más peligro corre allí, ya que Stannis sabe quién es Aemon, y si la mujer roja exige sangre de reyes para sus hechizos podría quemarlo. Jon le informa que los acompañará Dareon, otro hermano jurado con la esperanza de que les consiga unos cuantos hombres en el sur con sus canciones, el cual se reunirá con ellos en Guardiaoriente del Mar. La Pájaro Negro los llevará a Braavos; una vez allí él buscará la manera de llegar a Antigua. Si sigue pensando en decir que el hijo de Eli es su bastardo, puede mandarla con él a Colina Cuerno, si no, Aemon le buscará un trabajo de criada en la Ciudadela. Jon le dice que la Guardia de la Noche cuenta con cientos de hombres capaces de lanzar una flecha, pero solo unos pocos saben leer y escribir y necesita que sea su nuevo maestre. Partirá una hora antes del amanecer y nada de despedidas, debe enterarse poca gente.

Jon no puede conciliar el sueño y recuerda las últimas palabras de Aemon, el cual le da un último consejo, similar al que le dio a su hermano Aegon V Targaryen cuando lo vio por última vez “Mata al niño que hay en ti y que nazca el hombre”. Se pone la capa y sale a hacer la ronda por el Castillo Negro, visita a los centinelas y escucha sus informes directamente. Kedge Ojoblanco le informa que Stannis envió a los caballeros Horpe y Massey como emisarios al sur por el camino Real. Jon sabe que el rey ya ha enviado a Ser Davos Seaworth a Puerto Blanco para obtener el apoyo de lord Wyman Manderly, de modo que era lógico que mandase más mensajeros. Por la noche, Jon tiene una pesadilla en la que Eli lloraba y le suplicaba que dejase en paz a sus bebés, pero él se los arrancaba de los brazos, les cortaba la cabeza, las intercambiaba y le pedía que las volviera a coser.

Al día siguiente sale a despedir a Aemon, Samwell y Elí. Jon había puesto al mando de la escolta a Jack Bulwer que tenía a su cargo una docena de exploradores montados y dos carromatos Elí tenía los ojos rojos e hinchados, pero llevaba al niño en brazos y lo estrechaba con fuerza. Jon no podía decir si era su hijo o el de Dalla ya que solo los había visto juntos en un par de ocasiones; y si bien el niño de Elí era mayor y el de Dalla más robusto, se parecían tanto en edad y tamaño que nadie que no los conociese bien podía distinguirlos. El maestre Aemon lo llama y le dice que le dejo un libro en sus habitaciones el cual es el Compendio del Jade y tiene un pasaje que le parecerá muy interesante y que el conocimiento es un arma, y debe asegurarse de ir bien armado antes de entrar en combate. Jon le dice que lo leerá.

Jon convoca a Bedwyck y Janos Slynt, al partir la caravana Bedwyck esta a disposición de viene Jon, el cual le dice a que va a poner una guarnición en el castillo Marcahielo y él va a estar al mando. Él le responde que solo es un granjero y lo mandaron al Muro por cazador furtivo, pero Jon le argumenta que ha sido explorador una docena de años, ha sobrevivido a la batalla del Puño de los Primeros Hombres y al motín en el Torreón de Craster, los más jóvenes lo admiran. Dispondrá de dos cuervos por si tiene que enviar algún comunicado urgente y tendrá veinte hombres de la Guardia y diez hombres de Stannis. No serán sus mejores hombres y ninguno vestirá el negro, pero obedecerán. Cuatro de los hermanos que le designa serán desembarqueños que vinieron al Muro con lord Slynt, por lo cual debe vigilarlos especialmente. Bedwyck le dice que podrá vigilar pero si llegan muchos escaladores a la cima, no podrán echarlos abajo con solo treinta hombres. Jon recuerda a Raymun Barbarroja, que había sido Rey-Más-Allá-del-Muro en tiempos del abuelo de su abuelo y Jon no tiene la intención de pasar a la posteridad como Jon Nieve el Dormido. Jon le dice que con el tiempo guarnecerá todos los castillos, pero de momento serán solo Marcahielo y Guardiagrís y allí piensa designar al mando a Janos. Al enterarse le insta a que elija a alguien de más confianza.

Transcurrida la mitad de la mañana lord Janos se digna presentarse ante Jon el cual estaba limpiando a Garra. Janos se sienta frente a él y Jon siente ganas de separar la cabeza de Slynt de su cuerpo con su espada, sabe que cuando un hombre viste el negro, todos sus crímenes y lealtades quedan olvidados, pero aun así le costaba considerar a Janos un hermano y siente que hay sangre entre ellos. Janos participó en el asesinato de su padre y también intentó matarlo. Jon le comunica que va a darle el mando de Guardiagrís. Slynt disgustado le dice que por allí fue por donde Jon escalo el Muro con sus amigos salvajes, a lo que le responde que sí, que el fuerte se encuentra en condiciones deplorables, así que lo restaurará, debe empezar por despejar el bosque y utilizar las piedras de los edificios derrumbados para reparar los que sigan en pie. Tendrá treinta hombres a su disposición, diez del Castillo Negro, diez de la Torre Sombría y otros diez que les dejará el rey Stannis. Jon piensa que así estará demasiado cansado para quejarse y conspirar. Slynt se rebela e insulta a Jon, le dice que no piensa dejar que lo manden a morir congelado y obedecer como un cordero, que ningún bastardo de traidor le da órdenes. Jon le responde que este listo para partir al otro día con la primera luz. Slynt no se digna siquira a contestar, y al salir aparta la silla de una patada.

Jon piensa que una noche de sueño devolvería a lord Janos el sentido común, pero a la mañana siguiente lo encuentra desayunando en la sala común, junto con Alliser Thorne y varios de sus amigos. Todas las voces se acallaron al unísono y Jon le dice a Janos que le da una última oportunidad, que deje la cuchara y vaya a los establos. Slynt se niega una vez más y se burla de él frente a sus hombres y los hombres de Stannis presentes en el salón, diciéndole que es un bastardo y que lleva la marca de la bestia. Jon vuelve a preguntarle si se niega a obedecer su orden y Janos vuelve a responderle insultándolo. Los hombres comienzan a reírse. Jon piensa las opciones de encerrarlo en una celda de hielo, pero en cuanto saliera, empezaría a conspirar otra vez con Thorne; en atarlo a su caballo y mandarlo a Guardiagrís como cocinero, pero acabaría por desertar, y no sabe cuántos lo acompañarían, por lo que le hace una seña a Férreo Emmett diciéndole que lleven a lord Janos al Muro y lo cuelguen. La mitad de los presentes se ponen de pie, caballeros y soldados sureños leales al rey Stannis, así como hermanos juramentados de la Guardia de la Noche. Edd el Penas toma a Slynt de un brazo, y Férreo Emmett, del otro y entre los dos lo levantan del banco. Es arrastrado hacia fuera protestando, le dice que lamentara el día en que le puso su mano encima ya que tiene amigos en Desembarco del Rey. Sigue protestando mientras lo suben por las escaleras medio a rastras y junto a la jaula Slynt se soltó e intentó luchar, pero Férreo Emmett lo cogió por el cuello y lo golpeó contra los barrotes hasta hacerlo desistir. Todo el Castillo Negro sale a ver qué sucede y Val observa desde la ventana. Jon cambia de opinión, pensando que está mal la orden dada y ordena le traigan un tocón desenvainando a Garra, para decapitarlo él mismo. Janos intenta refugiarse en la jaula pero lo sacan a rastras, Emmett le dobló las piernas de una patada y Edd el Penas le plantó un pie en la espalda para mantenerlo de rodillas, mientras su compañero le ponía el tocón bajo la cabeza. Janos replica que cuando Lord Tywin Lannister se entere de ello se arrepentirá.

Jon le dice que será más fácil si se queda quieto ya que si se mueve morirá igual, pero de forma mucho más sucia y le pide que estire el cuello. Levanta la espada con las dos manos y le dice que si quiere decir sus últimas palabras, ese es el momento, esperando un último insulto. Janos le pide piedad, pero Jon se la niega y lleva a cabo la ejecución. Cuando la cabeza de Janos Slynt rueda por el barro Owen el Bestia pide sus botas que están casi nuevas y tienen forro de piel. Las miradas de Jon y el rey Stannis se encontraron durante un instante y el rey le hace un gesto de asentimiento, volviendo a entrar en la torre.

Personajes

Aparecen


Mencionados

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar