FANDOM



Hijos del Guerrero
Warriors son by Joshua Cairós, Fantasy Flight Games©

Joshua Cairós, FFG©

La Sagrada Orden de los Hijos del Guerrero es una orden de caballeros jurados a la Fe de los Siete, como parte del brazo armado de la misma, la Fe Militante. Sólo responden y obedecen al Septón Supremo, ya que creen que éste habla en nombre de los Siete en el mundo. Son las Espadas en el concepto de las Espadas y Estrellas.

Características

Sólo un caballero ungido puede unirse a esta orden. La mayoría de los Hijos del Guerrero son caballeros errantes y caballeros menores al servicio de otros. Algunos son de noble cuna, como señores mayores que deseen expiar viejos pecados, o incluso hijos menores. Estos señores incluso renuncian a títulos, castillos y tierras para servir a los Hijos del Guerrero y los Siete. Los deberes de esta orden a menudo son proteger los septos o acompañar a los devotos de forma segura por todo el reino, protegiéndolos de bandidos e infieles.

Llevan una armadura de plata sobre camisas con cilicios, capas con los colores del arcoiris y espadas con pomos de cristal en forma de estrella. Desarrollaron una reputación de fanatismo y odio implacable contra los enemigos de la Fe, juzgando a cualquiera que adore a otros dioses como falso y hereje. Se dice que los miembros de esta orden son hombres santos, ascetas, hechiceros, asesinos de dragones y cazadores de demonios.[1]

Historia

Warriors Son in Baelor Sept by Joshua Cairós, Fantasy Flight Games©

Los Hijos del Guerrero en el Gran Septo de Baelor by Joshua Cairós, FFG©.png

Como parte de la Fe de los Siete, los Hijos del Guerrero se rebelaron contra la Dinastía Targaryen. La orden desarrolló una reputación de fanatismo y odio implacable hacia los enemigos de la Fe; viendo a cualquiera que adoraban a otros dioses como falsedad y mal.[2]

El poder de la orden desapareció casi completamente cuando el rey Maegor I Targaryen, montado sobre Balerion, descendió sobre la Colina de Rhaenys e incendió el Septo de la Conmemoración donde setecientos Hijos del Guerrero llevaban a cabo sus oraciones matinales. Los gritos de los hombres en llamas se escucharon por todo Desembarco del Rey y una nube de humo se mantuvo sobre la ciudad. Aunque otros grupos permanecieron en Antigua, Lannisport, Puerto Gaviota y Septo de Piedra, la orden no volvió a ser lo que era.[3]

Maegor I prohibió las órdenes militares, ofreciendo un dragón de oro como recompensa por cada Hijo del Guerrero encontrado militando como tal.[4]

Aunque fuera de la ley, los Hijos del Guerrero continuaron existiendo hasta el reinado de Jaehaerys I Targaryen. Jaehaerys el Conciliador y el Septón Barth negociaron la paz con el Septón Supremo, y las espadas y estrellas disolvió pacíficamente.[5]

Eventos Recientes

Festín de Cuervos

La orden no ha existido en el reino desde Jaehaerys I Targaryen, sin embargo luego de la erupción de la Guerra de los Cinco Reyes en 300 AC, el rey Tommen Baratheon, bajo la dirección de su madre y regente Cersei Lannister, revive la orden. Desde ese momento, más de cien caballeros se han unido a la orden y siguen al nuevo Septón Supremo.[6]


Danza de Dragones

Liderados por Ser Theodan Wells, los Hijos del Guerrero escoltan a la reina Cersei durante su paseo de penitencia.[7]

Miembros Recientes

Miembros Históricos

Referencias