FANDOM



Sinopsis

El khalasar entra en Vaes Dothrak bajo la Madre de Montañas y prosigue a lo largo del camino de dioses, que pasa bajo la gigantesca Puerta del Caballo, un par de sementales rampantes de bronce, cuyos cascos encuentran a una altura de cien pies. Daenerys se pregunta por qué Vaes Dothrak necesita una puerta cuando no parece tener paredes, ni edificios, ni gente. Todo lo que Daenerys puede ver son monumentos antiguos que los Dothraki han saqueado durante siglos, en la hierba a cada lado del camino.

Mientras mira a su hermano Viserys, Daenerys piensa de nuevo sobre los acontecimientos de este largo viaje. Después del incidente en el mar Dothraki, Viserys se había visto obligado a caminar y los Dothraki le habían nombrado Khal Rhae Mhar, el "Rey de los pies sangrantes". Viserys no se dio cuenta de que se estaban burlando de él cuando aceptó dar un paseo en un carrito de Khal Drogo, que le valió otro nombre, Khal Rhaggat, el "Rey del Carro". Daenerys había suplicado Ser Jorah que no le dijera a Viserys la verdad. Sólo después de mucho pedírselo, Daenerys convenció a Drogo para que Viserys pudiera montar de nuevo.

Ahora, a medida que pasaban por los ídolos rotos de las ciudades caídas, Viserys le dice a Daenerys que lo único que los salvajes Dothaki saben hacer es robar cosas que construyeron hombres mejores y matar, que es lo único para lo que los necesita. Él continúa diciendo los Dothaki no saben hablar la lengua de los hombres civilizados, y luego indica que está cansado de esperar a que Drogo le de su ejército. Ser Jorah dice a Viserys que Drogo cumplirá su promesa en su momento. Afortunadamente algunos de los Dotharki pueden entender la lengua común. Después de irse Viserys, Ser Jorah le explica a Daenerys que los Dotharki no son comerciantes y hacen tratos, a pesar de lo que piensa Viserys. Khal Drogo considera a Daenerys un regalo y probablemente al final le dará un regalo a cambio.

Cuando pregunta Daenerys, Ser Jorah admite que él no cree que Viserys pueda con los Siete Reinos, pero sí cree que alguien más fuerte podría. Le habla a Daenerys de cómo, cuando llegó por primera vez a Essos, vio a los Dothraki como bárbaros medio desnudos y creyó que mil buenos caballeros podrían vencer a cien veces más Dothraki. Ahora ya no está tan seguro: los Dothraki son mejores jinetes, sus arcos (manejados a caballo) superan en el alcance de tiro de los arcos de los Siete Reinos, y son muchos. Drogo manda a 40.000 hombres, el mismo número que Rhaegar llevó al Tridente, y sólo una décima parte de los hombres de Rhaegar eran caballeros. Cuando Rhaegar murió, muchos huyeron al campo. Gentuza como esa no duraría mucho tiempo contra 40.000 Dothraki. Sin embargo, los Dothraki no tienen paciencia para el asedio y si los ejércitos de Poniente se quedan tras los muros de sus castillos, podían resistir para siempre. Robert Baratheon podría ser tan tonto como para darles batalla, pero los hombres que lo rodean no lo son: Stannis Baratheon, Tywin Lannister y Eddard Stark. La forma en que pronuncia este último apellido, lleva a Daenerys a preguntar si Ser Jorah odia a ese hombre. Ser Jorah responde que Eddard Stark le quitó todo lo que amaba él, por culpa de unos pocos piojosos cazadores furtivos y su precioso honor.

Llegan a la ciudad, que es a la vez la más grande y la más pequeña que Daenerys ha visto jamás. Se extiende arrogante, antigua y vacía a través de la llanura. Los edificios son todos diferentes. Ser Jorah explica que los construyeron esclavos, al estilo que cada uno conocía. También explica que los únicos residentes permanentes son las Khaleen Dosh, las brujas de todos los khals que han venido antes, pero Vaes Dothrak es lo suficientemente grande como para albergar a todos los khalasars si todos ellos deben regresar de inmediato, como está profetizado.

Cuando se acercan al mercado y desmontan, cada jinete deja todas sus armas a un esclavo que espera, puesto que en Vaes Dothrak ningún hombre puede llevar acero o derramar sangre. El palacio de Khal Drogo es un enorme salón de fiestas, hecho con troncos toscamente labrados que hacen una pared de 40 pies de alto con un techo de seda, rodeado de patios de caballos y cientos de casas de arcilla.

Daenerys se encuentra con Cohollo, uno de los jinetes de sangre de Khal Drogo, quien le informa que Drogo debe ascender a la Madre de las Montañas esa noche para hacer un sacrificio por su vuelta a salvo. Mientras habla a Cohollo, Daenerys recuerda que los tres jinetes de sangre del Khal son sus hermanos juramentados, que comparten todo con él, excepto sus caballos. Daenerys se alegra de que Drogo no se atenga a la tradición de compartirla a ella con sus jinetes de sangre, porque algunos de ellos la asustan. Los jinetes de sangre están unidos a su khal de por vida y cuando muere el khal, ellos mueren también. Sólo viven el tiempo suficiente para vengarle, si es necesario. Daenerys se encuentra a sí misma deseando que su padre hubiera estado custodiado por esos hombres, recordando las historias del Matarreyes que asesinó a su padre y Ser Barristan Selmy, que se acercó al usurpador.

Daenerys, que se cansa con facilidad según su hijo crece, espera tener una noche de descanso. Se dirige a una de las colinas huecas que han preparado para ella y decide dar a su hermano sus regalos esta noche. Ha preparado para Viserys varios conjuntos de ropa que espera que le ayudarán a ganarse el respeto de los Dothraki. Tiene también la intención de darle los regalos como forma de pedirle perdón por avergonzarlo. Daenerys ordena a Doreah que le invite a cenar y a Irri que vaya al mercado a comprar algo que no sea carne de caballo, ya que Viserys la odia.

Viserys llega enseguida, arrastrando a Doreah por el brazo, furioso de que Daenerys la haya enviado a que le de órdenes. Daenerys trata de explicar que Doreah se equivocó al hablarle. Le muestra la ropa que había hecho para él. Viserys se burla de ésta, llamándola "trapos Dothraki". Su hermano también la ridiculiza a ella por atreverse a vestirlo y sugiere maliciosamente que lo próximo será querer trenzarle el pelo. Daenerys contesta que él no tiene derecho a una trenza porque ha ganado ninguna victoria.

Viserys la agarra por el brazo, haciéndole daño, y por un momento Daenerys vuelve a ser una niña asustada. Luego agarra lo primero que toca, una cinturón con hebilla de medallón que quería regalarle a Viserys y gira el brazo con todas sus fuerzas. La correa golpea a su hermano en la cara y deja un corte profundo. Daenerys le dice a Viserys que salga y que rece para que Drogo no se entere de esto. Viserys la deja enfurecido, diciéndole que cuando vuelva a su reino, se arrepentirá de este día.

Personajes

Aparecen


Mencionados

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar