FANDOM



La Quema de Harrenhal fue una batalla acaecida durante la Guerra de la Conquista. Aegon el Conquistador a lomos de su dragón, Balerion, provocó la quema de la fortaleza de Harrenhal, muriendo el rey Harren el Negro y terminando con su linaje.[1]

Antecedentes

La Casa Hoare había gobernado las Islas del Hierro y las Tierras de los Ríos como reyes durante tres generaciones. El rey Harren el Negro construyó Harrenhal, el castillo más grande de Poniente, lo que tardó cuarenta años, a la orilla norte del Ojo de Dioses. Por aquel entonces, Aegon I Targaryen desembarcó en la Bahía del Aguasnegras, emprendiendo la conquista.

Con el apoyo de muchos hombres del Hierro[2], Harren el Negro alzó sus estandartes. Sus hombres lucharon contra Aegon en la Batalla de los Juncos y en los Sauces Tristes. Lord Edmyn Tully de Aguasdulces, uno de los más poderosos señores ribereños, se negó a apoyar a Harren y en cambio se unió a los Targaryen. Siguiendo el ejemplo de los Tully, otros numerosos señores de los ríos se rebelaron contra los hombres del Hierro de Harren y marcharon para rodear Harrenhal. En respuesta, Harren se encerró en su fortaleza.[3]

Desarrollo

Durante el parlamento que tuvo lugar fuera del castillo, Aegon ofreció a Harren reconocerlo como Señor de las Islas del Hierro si se rendía ante él. Harren el Negro se negó, confiando en la resistencia de sus murallas. Luego prometió riquezas y las hijas de los señores de los ríos a cualquiera que pudiera matar el dragón de Aegon, Balerion.[4]

Esa noche, Aegon voló por primera vez por encima de Harrenhal sobre Balerion y luego se lanzó sobre los Hoare, abrasando la fortaleza. Los ribereños observaban que las torres brillaban y se derretían como velas. La Casa Hoare fue extinguida cuando Harren y sus hijos murieron en lo que más tarde se conoció como la Torre de la Pira Real.

Situación tras la batalla

Quema de Harrenhall by Ryan Cassidy©

Quema de Harrenhal by Ryan Cassidy©

Una vez que se apagó el incendio provocado en la fortaleza, las espadas de los hombres del Hierro caídos fueron llevadas a Aegonfort, donde eventualmente pasarían a formar parte del Trono de Hierro. Sólo unos pocos de los partidarios de Harren.[5]

Con la línea de los Hoare exterminada, Aegon concedió el dominio sobre las tierras ribereñas para Edmyn Tully, como Señor Supremo del Tridente. Aegon también concedió Harrenhal a Quenton Qoherys, que había sido su maestro de armas.[6] Se dice que los fantasmas de los Hoare todavía se encuentran en Harrenhal, ocupando la denominada Torre Aullante.

Referencias



v  d  e

Guerra de la Conquista