FANDOM


El Saqueo de Desembarco del Rey fue uno de los últimos eventos acaecidos durante la Rebelión de Robert.

Desarrollo

Jaime mata a Aerys II

Jaime Lannister asesina a Aerys II Targaryen

Lord Tywin Lannister, quien había permanecido neutral a la guerra hasta la Batalla del Tridente, marchó hasta las puertas de Desembarco del Rey con 12.000 hombres, proclamando su lealtad al rey Aerys II Targaryen y pidiendo que se le dejase entrar. Fue el Gran Maestre Pycelle quien convenció al Rey Loco de abrir las puertas a los Lannister, a pesar de las objeciones puestas por su maestro espía, Varys. Pycelle pensaba que el reino necesitaba un nuevo rey tras la muerte de Rhaegar y esperaba que ese nuevo rey fuera Tywin.[1][2]

Las fuerzas Lannister entraron en la ciudad y comenzaron a saquearla en nombre de Robert Baratheon. Aerys ordenó a su más reciente Mano, la Sapiencia Rossart, que prendiera el fuego valyrio escondido por la ciudad, diciendo:

"Déjalo [a Robert] ser rey sobre huesos calcinados y carne cocida. Déjalo ser el rey de las cenizas."

Aerys le ordenó a Jaime Lannister, uno de los hermanos de la Guardia Real e hijo de Tywin, que matara a su padre. En vez de ello, Jaime asesinó a Lord Rossart y luego asesinó a Aerys en el mismísimo Trono de Hierro. Tywin envió a dos de sus caballeros, Ser Gregor Clegane y Ser Amory Lorch, a escalar el Torreón de Maegor y lidiar con el resto de la familia real, asegurando el trono para Robert y probando que la Casa Lannister había abandonado a los Targaryen para siempre. Gregor asesinó al príncipe heredero, el bebé Aegon Targaryen mientras su madre observaba, para luego proceder a violar y asesinar a la princesa Elia. Amory encontró a la princesa Rhaenys bajo la cama de su padre y la apuñaló cientos de veces hasta morir .

Cuando Eddard Stark llegó poco después con el ejército rebelde, encontró a Jaime sentado en el Trono de Hierro con el cadáver de Aerys a sus pies. Tywin Lannister presentó los cuerpos de la esposa y los hijos de Rhaegar ante Robert como muestras de lealtad, dejándolos ante el Trono de Hierro envueltos en capas rojas Lannister.[3] La discusión sobre este acto de salvajismo entre Ned y Robert llevó a Eddard a abandonar la ciudad y terminar la guerra en el sur.[4]

Situación tras el saqueo

Eddard Stark fue al sur y terminó con el Asedio de Bastión de Tormentas. Luego, se dirigió a la Torre de la Alegría, donde encontró a su hermana Lyanna moribunda. Sólo después de la muerte de Lyanna, en su mutuo dolor, Eddard y Robert se reconciliaron.[5]

Los sobrevivientes al saqueo, tales como Ser Jaremy Rykker y Ser Alliser Thorne fueron puestos a elegir: unirse a la Guardia de la Noche o morir.[6]

Referencias

v  d  e

Rebelión de Robert